No. No. El financiador del litigio sólo recibe su remuneración si el caso tiene éxito y se ha obtenido la indemnización solicitada por parte del demandante. La financiación es sin recurso, lo que significa que no hay que devolver el importe financiado.